domingo, 21 de octubre de 2012

El ejército de terracota

Tenía pendiente desde hace tiempo visitar la exposición de los Guerreros de Xian, que llegó a Palma el pasado mes de mayo y permanecerá hasta el 31 de octubre. Me refiero a la famosa exposición del ejército de terracota que ya ha recorrido diversas ciudades europeas, unos 150 guerreros reconstruidos a tamaño real y colocados en la formación de batalla en la que fueron encontrados, ocho caballos también en el tamaño original y una maqueta con unos 1.000 soldados a escala 1:10.


Dos guerreros gigantes, visibles desde la autovía de Palma

Cartel de la exposición

Entrada a la exposición

Las entradas cuestan 14€ adultos y 10€ residentes en Mallorca, unos precios bastante razonables teniendo en cuenta cómo está montada la exposición y lo que debe de costarles desplazar todo el material. Además, disponen de audio-guías individuales por 3€, pero la verdad es que todo está tan bien explicado, y en diversos idiomas (castellano, catalán, alemán e inglés), que encuentro que tal vez no haga falta una guía. 


Caja donde se transporta la escultura

Nada más entrar, hay diversas vitrinas con objetos de la época del emperador Qin Shi Huang Di y unos paneles donde se va a explicando su historia, cómo llegó a ser emperador, su declive y cómo se construyó el mausoleo que contiene el ejército de terracota. Podéis descargaros el pdf con la historia detallada en la web de la exposición.


Inciensarios, aceiteros y copas

Platos, puñales, cerraduras y monedas

La expresión del rostro de cada guerrero es diferente

Bayesta

La exposición se compone de varias salas, sin contar el emplazamiento de los carteles en donde explican brevemente la historia y las vitrinas. En la primera encontramos un trono, la escultura de Shi Huang y el horno en el que se cocían las figuras. 


Shi Hung Di

Horno

En la segunda sala hay diversas figuras que nos muestran las vestimentas de la época, tanto de hombres como de mujeres.


Túnicas

Detalle de un zapato

En la tercera sala encontramos dos maquetas de dos carruajes, un carro de combate a tamaño natural y una armadura hecha de plaquitas de piedra caliza. Para salir de esta sala hay que pasar por debajo de un precioso arco flanqueado por dos simpáticas figuras pintadas de colores vivos.


Maqueta de un carruaje

Armadura

Carro de combate

¿A que no me encuentras?

¿Seguro que es un guerrero?

La cuarta sala alberga una maqueta del mausoleo del emperador, con los diferentes fosos y todas las tropas en formación. Además, hay una pequeña salita en la que se proyecta un documental.


Detalle de uno de los guerreros en miniatura

Ejército en formación

Maqueta del mausoleo


Por último, en la quinta sala hay una serie de réplicas a tamaño real de los guerreros, iluminados por un juego de luces que va cambiando de color mientras una voz en off cuenta en diversos idiomas la historia del mausoleo. Es interesante permanecer en esta sala un rato observando cómo van cambiando las luces así como las diversas figuras (humanos y caballos) que son bastante impresionantes.


Diversas líneas de guerreros

Detalle de los rostros

Primera línea de defensa

A mí particularmente me ha encantado la exposición, todo está muy bien explicado y las réplicas son espectaculares. Pienso que el mausoleo real debe de ser impactante a la par que una completa locura, consecuencia de los delirios de grandeza del emperador y de la creencia de que en la otra vida este ejército le seguiría protegiendo. Desde luego, no me extraña que esté considerada la octava maravilla del mundo, ya solo las réplicas son muy detallistas y muy reales.