domingo, 23 de septiembre de 2012

#malmonhague: de Malmö a Copenhague

Bajo el hashtag #malmonhague, Seren y yo tratamos de contar por Twitter el viaje que realizamos desde el 9 hasta el 16 de septiembre por Malmö (Suecia) y Copenhague (Dinamarca), como ya os había adelantado en un post anterior. Los que nos seguisteis ya tendréis un breve idea de cómo fue nuestra aventura durante aquellos días, pero me gustaría contar más detalladamente el día a día de la #malmonhague experience, por lo que le dedicaré varios post.

Antes del viaje, lo más importante, obviando reserva de vuelo y hotel, fue cambiar euros por coronas suecas y coronas danesas, éste para mí es el mayor inconveniente a la hora de viajar, ya que además, inevitablemente, durante la estancia en ambos países hacía conversión de coronas a euros para hacerme una idea de lo que costaba cada cosa. Y no sé si era una buena idea, ya que todo está mucho más caro que en España (claro que los sueldos son más altos) y a veces hasta nos asustábamos de los precios... A día de hoy, los cambios de moneda son, según el conversor de yahoo:

1 corona sueca (SEK) = 0,1175 € (yo redondeé a 0,12€)
1 corona danesa (DKK) = 0,1341 € (redondeé a 0,14€)

1 € = 8,513 SEK / 7,4578 DKK 

El día 9, domingo, salimos desde Palma dirección Malmö en un vuelo directo de Ryanair. La verdad es que después de que durante la semana anterior hubieran saltado varios casos de problemas con la compañía teníamos un poco de miedo, y eso que hasta el momento ni Seren ni yo hemos sufrido ningún altercado con ellos quitando lo que son los retrasos y cambios de puerta que se suelen tener con la mayoría de las compañías. Pero aparte de no tener problema alguno con Ryanair ni a la ida ni a la vuelta, fueron muy puntuales en ambos casos. El trayecto dura unos 2 h 40', partimos sobre las 17:35h del aeropuerto de Son Sant Joan y llegamos alrededor de las 20h a Sturup, Malmö.

Tardaron en poner la puerta desde donde salía el avión
Una vez en la terminal del aeropuerto de Sturup, lo primero fue buscar desde dónde salía el autobús que nos llevara a la ciudad. La verdad es que fue bastante fácil encontrarlo, se trata de unos autobuses de la compañía Flygbussarna que van a Malmö o a Lund, el trayecto a la primera es de unos 40 minutos y el precio es de 109 SEK por persona, unos 12,81 €. El lugar de salida del autobús está muy bien indicado así como también los horarios, por lo que no tuvimos problema alguno.

Llegada a la terminal del aeropuerto de Sturup, Malmö

Panel con los horarios del autobús

Una vez en Malmö, el final de trayecto era la estación central, cerca de la cual estaba nuestro hotel: el Elite Hotel Residens, situado en la calle Adelgatan y que tampoco nos fue difícil encontrar ya que me había impreso un pequeño plano de situación.

La estancia en el hotel, tanto aquella primera noche como las otras dos tras volver de Copenhague, fue muy buena: el personal excelente, las habitaciones muy equipadas y el buffet del desayuno muy variado y abundante; la única pega que le encontramos fue la mala señal de wifi en la habitación, pero es algo bastante secundario.


El baño estaba muy bien equipado

Slevin y  el servicio de café, te y chocolate cortesía del hotel


Tras dejar las cosas en la habitación 509 (Slevin incluido) y descansar unos minutos, dimos un breve paseo por el centro y cenamos unas hamburguesas en la Estación Central.

De momento no os voy a contar nada sobre Malmö, me lo reservo para una futura entrada dedicada a los tres días que pasamos tras haber estado en Copenhague. Seguid atentos al blog...