miércoles, 5 de septiembre de 2012

Reflexiones de una #soyrubia


No se porque, pero siempre en la vida, hay días en los que te sientes capaz de hacer cualquier cosa y con mucho ánimo y otros en los que desearías que pasara el día rápido.

Hay días en los que te sientes más animada, más ilusionada y con ganas de llegar muy lejos, y otras, en cambio, todo lo contrario.

Yo me pregunto, ¿Nuestros estados de ánimo influyen en nosotros mismos, pueden a llegar a cambiarnos el carácter y nuestra personalidad?, ¿Pueden influir en los demás de forma negativa, sirviendo como una pauta a seguir?

Si en nuestro afán por querer tener un día muy bueno, pensamos en #actitudpositiva, ¿haremos que cambie nuestro día a mejor?

Si por el contrario hemos tenido un día muy bueno, ¿puede otra persona tener la capacidad de transformarlo en malo, con solo darnos malas noticias o aportarnos algo de negatividad?

No, no se trata de ningún test, para averiguar tu grado de pesimismo u optimismo, simplemente soy yo en plan filosófica preguntándome dudas y esperando vuestras respuestas ;)