viernes, 2 de noviembre de 2012

Todos somos santos hasta que se demuestra lo contrario


A continuación os dejo un escrito que me ha enviado Seren, colaboradora del blog:
------------------------------------------------------------------------------------------

Vivimos en un país en la que quien más quien menos se las da de respetuoso hacia los demás, pero es llegar a día 1 de Noviembre y todos los años escuchar la misma retaila de quejas: que si la gente solo va al cementerio una vez al año, que si yo no necesito ir a visitar una tumba para acordarme de los míos... y una larga lista de reproches hacia las personas que peregrinan hacia el campo santo en este día señalado.

Si bien es cierto que habrá gente que vaya por cumplir, por que le vean y que no se diga, también creo firmemente que muchos van por necesidad.

Para unos ir a visitar una tumba puede representar dolor, hipocresía, ¡una tontería! Para otros, significa recuerdo, amor.. no todos por desgracia tienen la suerte de contar con cientos de recuerdos y vivencias con esa persona que ya no está, algunos se tienen que conformar con acudir al último lugar donde estuvo ese cuerpo, un cuerpo efímero, que con el paso del tiempo por desgracia a su vez, quedará reducido a huesos, polvo... ¡nada!

Respetemos a los que van al cementerio, por que muchos de ellos, además del día 1 de Noviembre posiblemente también vayan el 6 de Junio, el 20 de Abril ¡o el 29 de Febrero si es bisiesto!

Cada cual que cuide de sus muertos como quiera, crea y sobretodo... ¡sienta!