jueves, 14 de junio de 2012

Día Mundial del Donante de Sangre

La OMS ha elegido un día como hoy, 14 de junio, como día destinado a reconocer la labor de millones de personas que donan sangre, y que gracias a ello salvan la vida de muchísimas personas. Según he visto en su web, y cito literalmente: "Este evento anual, que tiene por principal objetivo motivar a más personas a que se hagan donantes, está dedicado a demostrar que los sistemas y las políticas de salud son eficaces para hacer que las transfusiones sanguíneas resulten seguras y accesibles a la gente en todo el mundo".

Os presento a Gotito, la mascota que da la bienvenida en el Banc se Sang de Illes Balears

Yo misma soy donante desde hace años, de hecho desde mi mayoría de edad, puesto que fue una propuesta que me hice a mí misma para cuando cumpliera los 18. Siempre tan solidaria... jajaja. Así que no solo me doy por felicitada sino que para celebrarlo he acudido al Banc de Sang de Palma a hacer mi donación y así contribuir a esta labor tan importante. De hecho había recibido en mi correo una "invitación" a acudir este día ya que querían conseguir 400 donaciones; espero que lo hayan conseguido, desde luego he visto bastante gente que estaba allí con la misma intención que yo...

Stand en la entrada del Banco de Sangre


Para los que no hayáis donado os cuento un poco el proceso: te toman los datos y te hacen rellenar un cuestionario en el que te hacen preguntas como si padeces alguna enfermedad (por ejemplo virus VIH o hepatitis) o si has estado en contacto con personas enfermas, si te han vacunado o te has hecho un piercing en los últimos 4 meses, si mantienes relaciones sexuales con diferentes personas, etc... Después, toman una muestra de tu sangre dándote un pinchacito en el dedo, para saber tu grupo sanguíneo, y te toman la tensión (yo hoy la tenía un poco baja y me han hecho beber un vaso de agua antes de sacarme sangre). A continuación, pasas a la sala de donaciones, te tumbas en una camilla (te quedas un poco recostad@, o sea que no es en postura totalmente horizontal) y te ponen la vía, a la que están ligadas las bolsas. Mientras te extraen la sangre (en total unos 450 cc) te hacen abrir y cerrar la mano constantemente. Una vez están las bolsas llenas, te quitan la vía, te ponen un algodoncito en el pinchazo y te dicen que apretes durante un rato mientras reposas en la camilla; normalmente, además, te van preguntando si te encuentras bien, si te mareas... Por último, te invitan a beber algo y a tomar algo para comer, yo al principio nunca quería comer nada (ya se sabe: tema dietas) y me decían que al menos la bebida era obligatoria (sin alcohol, ¿eh?, que os veo venir...). Ah, que sepáis que en unos meses, además, os mandan una carta con el resultado de los análisis.

Y ya está. A mí no me parece un gran sacrificio, pero entiendo que haya gente a la que le impresione la sola idea de que le pinchen. A los que no, os animo a que un día hagáis un pequeño esfuerzo y os acerquéis a un hospital o unidad móvil y deis un poquito de vuestra sangre, que para nosotros es poco pero salva muchas vidas. Además, nunca se sabe cuándo cada uno de nosotros va a necesitar una transfusión...

Folletos del Banc de sang, un bloc de notas de regalo y mi carnet de donante

Os dejo este enlace en el que se responden a diversas dudas sobre la donación de sangre.